El Centro Internacional de Vuelo Pyrineum, en Lumbier, se convierte en una instalación totalmente accesible para cualquier avión o aeronave privada gracias al código OACI que le ha concedido el Ministerio de Fomento y; además, de la mano de Dares Aviation, se sitúa como  la primera escuela de pilotos del norte de España fuera del entorno de un aeropuerto.

El Centro Internacional de Vuelo Pyrineum, en Lumbier, se transformará el próximo 6 de diciembre en el primer aeródromo del País Vasco y Navarra situado fuera del entorno de un aeropuerto, lo que le convierte en una instalación totalmente accesible para cualquier avión o aeronave privada.

Este ‘hito’ será posible porque, a partir de esa fecha, el aeródromo dispondrá de su propio código OACI, un identificador de 4 dígitos –LEUM, en este caso- que concede el Ministerio de Fomento y que, en palabras de su director, Pedro Santurde, “nos coloca a otro nivel ya que, además de posicionarnos como alternativa al aeropuerto de Pamplona para la aviación general, nos hará estar presentes en todas las cartas aeronáuticas que utilizan los pilotos a la hora de programar sus vuelos”.

ESCUELA DE PILOTOS ÚNICA

A la obtención del citado identificativo hay que sumar, además, otra buena noticia. Se trata del acuerdo de colaboración suscrito con la escuela de pilotos, ATO nº 279, Dares Aviation, con sede en el aeropuerto madrileño de Cuatrovientos y que, según sus responsables, “buscamos y aportamos métodos de enseñanza basados en la realidad reforzando todas las horas lectivas con situaciones reales de vuelo incluso en los planteamientos teóricos”. De esta forma, Pyrineum avanza en su aspiración de convertirse “en un centro de formación de referencia en el ámbito de la aviación privada”.

Cabe recordar que, hasta ahora, en Lumbier se podía obtener el título de piloto de ultraligero y de drones. Ahora, en virtud de la alianza estratégica con Dares Aviation, se añade la posibilidad de obtener la licencia de piloto privado “con un sistema que permite una optimización de las horas de vuelo y, además, la ventaja de completar la instrucción en entorno aeronáutico más complejo, como el que rodea a Madrid, con lo que nuestro alumno adquirirá una formación práctica de mayor nivel”, subraya Santurde.

Finalmente, la flota que Pyrineum destinará a formación se incrementará hasta disponer de 4 aeronaves y, asimismo, se seguirán ofreciendo servicios exclusivos como el simulador de vuelo o su servicio individualizado de formación presencial a cargo de instructores reconocidos y con una trayectoria contrastada dentro del “ambiente aeronáutico”.